A mí lo que me gusta es cocinar con bok choy

¡Pues claro que sí! Cocinar es lo más. No nos extraña que te guste tanto. Y es que no hay que ser un Ferrán Adrià y de construirse unas aceitunas para disfrutar de las alegrías que te da el meterte en la cocina y sacar unos platazos que ya les gustaría a los concursantes de esos realities culinarios que arrasan en la tele.

Pues si lo que te gusta es cocinar, te presentamos el Bok Choy (o Pak Choi, puede que lo encuentres escrito así), la verdura oriental que se ha puesto de moda entre los foodies. Una col de origen chino con la que vas a disfrutar de una mezcla de sabores muy especial porque las hojas son un poco amargas y el tallo, ligeramente dulce.

Una combinación increíble, que resulta aún más tremenda si la acompañas de una Font Vella Levité, por supuesto. El Bok Choy se puede preparar de muchísimas formas: en sopas, salteados, ensaladas, rollitos de primavera, empanadillas, estofados… pero la combinación más irresistible es la que te contamos a continuación. Porque tú lo vales.

Ingredientes
  • 250 g de tofu
  • 2 bulbos de bok choi
  • 1 pimiento rojo
  • 150 g de champiñones laminados
  • 1 cebolla tierna
  • Salsa de soja
  • Miel
  • Aceite de oliva
Preparación
  • Limpiar los bulbos de bok choi, el pimiento rojo y los champiñones.
  • Cortar el bok choy en juliana y separar en un bol.
  • Repetir con el pimiento y la cebolla (cortar en trozos medianos).
  • Cortar el tofu a dados y añadir en una sartén con un chorrito de aceite. Dorar a fuego medio-alto y separar.
  • Calentar un wok con un chorrito de aceite, añadir la cebolla y el pimiento rojo. Remover durante unos minutos hasta que estén tiernos.
  • Añadir la col china y los champiñones. Remover hasta que estén tiernos y dorados.