Bizcocho de avena El desayuno de los campeones

Es muy posible que el mismísimo Rocky Balboa utilizara esta receta antes de salir a entrenar por Filadelfia y subirse a galope tendido las míticas escaleras del Museo del Arte. Quién sabe, quizás el secreto de esos nadadoras que ganan 10 medallas en los Juegos Olímpicos sea desayunar un bizcocho de avena para aumentar la flotabilidad. ¿Y si las míticas hermanas tenistas acuden al bizcocho antes que al revés liftado?

 

No lo sabemos a ciencia cierta, pero lo que sí que está clarísimo es que un buen bizcocho de avena es un desayuno para auténticos campeones. Energía a tope para iniciar nuestro día con garantías de ganar los partidos que juguemos durante la jornada. O, por lo menos, de salir a darlo todo.

 

Desayunar como campeones es una tarea realmente sencilla: harina de avena, huevos, leche, batir bien… y en un ratito tenemos el bizcocho perfecto para comenzar la jornada a tope de power. Eso sí, no olvidemos lo fundamental: acompañar siempre con nuestra Font Vella Levité favorita.

Ingredientes
  • 3 huevos
  • 1 yogur natural (también puede ser de limón)
  • 3 medidas de yogur de harina de avena
  • 1 medida de azúcar moreno
  • 1 medida de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura
  • 1 limón (zumo y ralladura)
  • 1 nuez de mantequilla
Preparación
  • Precalentar el horno a 180º (arriba y abajo).
  • Poner en un bol los tres huevos y el azúcar y mezclar con unas varillas eléctricas.
  • Añadir la harina de avena, la levadura, el aceite y el yogur y batir para que no queden grumos.
  • Por último, añadir el zumo y la ralladura de un limón y mezclar nuevamente.
  • Preparar el molde: untar la nuez de mantequilla y espolvorear un poco de harina por encima.
  • Verter la mezcla en el molde e introducir en el horno a media altura unos 40 minutos.