Bloody Mary Un cóctel con leyenda

Este conocido combinado se prepara a base de zumo de tomate y vodka. Sin embargo, nosotros hemos querido modificar ligeramente la receta original. ¡Por eso vamos a preparar una versión sin alcohol! ¿Sabes a qué debe el Bloody Mary su famoso nombre? Además de aprender su receta, ¡vamos a aprender también su historia!

 

LA LEYENDA DEL BLOODY MARY

Traducido al español, Bloody Mary quiere decir “María La Sangienta” o “María La Sanguinaria”. Este era el apodo de la reina María I de Inglaterra, también conocida como María Tudor. Los protestantes ingleses la apodaron así debido a su feroz reinado, en el que anuló las reformas religiosas que su padre, Enrique VIII, había instaurado y volvió a someter al país a la autoridad del papa. Llevó a cabo persecuciones en las que condenó a 300 religiosos a morir en la hoguera.
Sin embargo, el hecho de que este cóctel se llame así no tiene relación directa con aquella reina sanguinaria, más bien fue fruto de una casualidad. Se cree que cuando Fernand Petiot, creador del famosos cóctel, sirvió esta bebida por primera vez, dos clientes de su establecimiento parisino le sugirieron este nombre, debido al color rojo del combinado y a su explosivo sabor. Sin embargo, la versión de esta ha variado con los años y a día de hoy no se tiene claro exactamente quién le otorgó el nombre a este cóctel, si Petiot o sus clientes.

Ingredientes
  • 150 ml de zumo de tomate
  • 1 cucharada de salsa inglesa
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharada de Levité Limón
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta molida
  • 3 gotas de salsa tabasco
Preparación

UN BLOODY MARY SIN ALCOHOL

Para preparar este cóctel sin alcohol vamos a sustituir el vodka por uno de nuestros sabores Levité. ¡Toma nota!

En una coctelera o en un vaso grande, añadimos el zumo de tomate, la salsa Worcestershire, las gotas de tabasco, el zumo de medio limón y la cucharada de Levité. Agregamos la sal y la pimienta, incorporamos los hielos y agitamos.

Servimos en un vaso y lo decoramos introduciendo una ramita de apio, con la que podemos remover el cóctel.

¿Qué te parece? ¿Te animas a preparar tu propio Bloody Mary sin alcohol?

 

¡Vive tus comidas con otro sabor!